Top, Dominante, Amo

Y de nuevo, volvemos a la eterna discusión: ¿Quien es Top? ¿Quien es Dom? ¿Quien es Amo? Como siempre, deberíamos empezar con esas definiciones tan subjetivas que tanto me gustan.

A lo largo del tiempo (y el espacio) he oído definiciones de lo más variopintas algunas rozando el surrealismo de la tontuna, como por ejemplo que los Amos, o mejor dicho: solamente a los sádicos se les puede llamar Amos y que los Doms se definen precisamente por no ser sádicos.

Si bien es cierto que no nos hacen falta ningún tipo de etiquetas, y que por muchas definiciones que tratemos de buscar cada uno lo vive y siente a su modo, definiremos los términos según las parejas más habituales.

Top/Bottom (T/b): En esta a veces extraña pareja, el Top, ya sea en una sesión privada, o una performance pública, por ejemplo una exhibición de cuerdas, es quien sobre un guión marcado por el bottom y previamente pactado ejecuta las acciones. Ya que un Top no tiene porque ser necesariamente Dominante o Am@, si no que puede perfectamente ser un sumiso con gran dominio de una técnica concreta. En este tipo de relación, la implicación suele ser más física que emocional.

Dominante/sumis@ (D/s): Los dominantes son normalmente los que dominan (¡¡sorpresa!!). La relación en este tipo de parejas suele ser física y emocional , más profunda que la anterior, aunque no tiene porque implicar una relación entre las partes más allá del BDSM, (refiriéndonos a una relación sentimental), siendo así que se de solamente durante la sesión -ya sea puntual o que se sigan en el tiempo- o durante la performance pública (aunque las partes sean Dom o sumis@ en su vida y sentimiento) a pesar de esta implicación emocional además de física, el Dom no tiene porque ser propietario de la sumisa con la que sesiona.

Am@/esclav@-sumis@ (A/e-s): En la definición de este tipo de relación, debemos incluir las dos anteriores, pero las implicaciones son mayores. Si bien es cierto que los implicados pueden desarrollar el rol solamente durante la sesión (ya sea sesión privada o performance pública), por norma general al ser mucho más profunda el “juego” se desarrolla más allá de eso en sus vidas. Quizás no sea en 24/7, pero estará cerca de ello, ya que suele darse entre parejas establecidas, ya sean matrimonio, que comparten domicilio… aunque pueda haber excepciones, lo habitual es que se de en parejas dentro y fuera del BDSM. Debido a la entrega y responsabilidad que genera esta relación podríamos hablar de una relación física, emocional, y espiritual.

De estas definiciones podemos sacar alguna que otra conclusión, por ejemplo:

Un Top domina durante una sesión o juego pero no tiene que ser dominante ni amo, podría ser por ejemplo un sumiso en una demostración de Shibari atando a otro sumiso. Ser T/b es algo que hacemos.

Un Dominante, evidentemente domina pero por norma no es dueño de la sumisa con la que sesiona aunque lo hagan de forma habitual. El D/s es algo que somos.

Un Amo, se caracteriza por tener una sumisa y/o esclava en propiedad, sin excepciones. Por último A/e-s es algo que vivimos.

Si que hay una puntualización que me parece muy interesante de hacer entre Dom y Am@:

  • Para ser Am@ existe una condición indispensable que es tener sumis@ o esclav@, en propiedad (hablamos de BDSM, recordadlo). Si eres un Am@ pero no tienes sum/esclavo pasas a ser Dom.
  • Dom/Domme tan solo depende de una cosa, del sentimiento, de saberse dominante, para ser dominante lo único que necesitamos es sentirlo. Un Dom no tiene propiedad.

Como siempre, estas son mis opiniones, totalmente subjetivas y quizás generalizadas, pero sea como fuere se aceptan críticas, comentarios y apuntes sobre el tema.

Tened en cuenta que en este post hablo de las diferencias entre Top, Dominante y Amo, no sobre el tipo de relaciones que existen en el BDSM.

Hasta el siguiente post.

Mistyca