El Figging o como no acabar en urgencias…. Parte I

Bueno, como siempre tengo que empezar diciendo que esta es mi visión subjetiva y todas esas cosas, pero hoy no vengo a explicaros mi visión del BDSM o a daros definiciones o curiosidades, hoy voy a explicaros algunas directrices básicas de como no acabar en urgencias por hacer tontadas.

Esta tarde andaba trasteando por Twitter cuando he visto un tuit que me ha llamado la atención, aparte de por lo despectivo por que se refería a un vídeo y no me he podido contener y le he dado al play…

El vídeo empieza con una chica muy mona ella diciendo que va a probar «algo que no he probado nunca» (drama) y hacia la mitad la pobre, desesperada e histérica solloza por que no se lo puede sacar (mucho más drama).

Sí amiguitos y amiguitas, la incauta ha decidido probar el figging por su cuenta y riesgo y con un desconocimiento total del tema que se deduce de como preparó el jengibre,

En fin, dicho esto metámonos en faena:

¿Que es el figging? Tal como su nombre indica… ay no, espera que el nombre no indica nada…. El figging es una práctica englobada dentro de las muchas del BDSM que consiste en la penetración anal o vaginal con un fragmento de JENGIBRE, (sí, el jengibre ese que sabe a colonia y te ponen con el sushi).

El jengibre es una planta que tiene un fruto bulboso y nudoso, de color amarillento, con un sabor agrio y picante que se usa como especia y en medicina. Tiene propiedades muy variadas, entre ellas: mejora la circulación, es bactericida, anti-inflamatorio, analgésico natural, ademas de un afrodisíaco y no os cuento esto porque si, si no porque estas propiedades en concreto son importantes para lo que viene.

¿Os ha parecido interesante?

Pues vamos con el análisis del vídeo y los dramas:

  • La chica, con mirada pícara confiesa que no lo ha probado nunca y decide (a saber por que) coger un trozo de jengibre y lanzarse a la piscina con los ojos cerrados introduciéndoselo por el trasero…

Hasta ahí, todo correcto ¿no? Pues no.

Que hayáis comido jengibre 1000 veces con el sushi no quiere decir que, en contacto directo con las mucosas, no vayáis a tener una reacción alérgica, por tanto lo primero que debéis hacer es COMPROBAR QUE NO HAY ALERGIA.

Antes de hacer nada, es necesario cortar una rodaja fina de jengibre y ponerla sobre las mucosas anales y vaginales para asegurarse que no haya reacción alérgica. Si  la tenéis, creedme: lo sabréis y a no ser que os apetezca CORRER  y pasar una maravillosa noche en urgencias dando explicaciones sobre el desastre… Lavar bien con agua fría y un jabón íntimo y si no se pasa haz una excursión al médico o la farmacia y  consulta que te puedes aplicar.

Si no hay alergia,, sigamos avanzando:

  • En el vídeo, la chica ha cortado el jengibre como si fuera un supositorio. ERROR.
  • La chica del vídeo, medio histérica, recalca que no se lo puede sacar… (Máximo drama)

Sumemos esto último a la reacción alérgica, e imaginaos el viaje a urgencias y tener que contarle al administrativo, al del triage y al medico de guardia el lío que habéis armado…  ¡O tener que llamar a una ambulancia! Glups…

No querría estar en la piel del pobre al que le pase.

Sin duda, habéis visto alguno de los cientos de vídeos de juguetes y otros «utensilios» perdidos en las distintas cavidades corporales…. Esto es lo mismo.

Cortadlo  y dadle forma de plug, con una pequeña base que evite que se cuele dentro del cuerpo.

Por ejemplo:

figging1.jpg

Volviendo al jengibre… ¿recordáis las propiedades que os he comentado antes? Dije que eran importantes vasodilatador, analgésico y anti-inflamatorio… Debido a estas propiedades al cortar y pelar la pieza aseguraos que queda suave y lisa, aunque parezca mentira, una pequeña arista puede provocar un corte que sangrará mas de lo habitual y de vuelta a urgencias con todo el lío….

Dicho todo esto, el figging se puede usar como castigo o como paso previo a otros juegos, sea como sea recordad dilatar correctamente para la penetración anal tanto la del jengibre como la posterior, es un analgésico natural y aunque no notéis los daños en el momento, pero estarán ahí después.

Para acabar (por hoy) una curiosidad:

Desde la antigua Gracia a la época victoriana esta práctica se usaba como método disciplinario para restringir la movilidad de las esclavas (pero las esclavas de verdad, no las del BDSM). Método al que personalmente le veo lagunas…

Como ya habréis deducido por lo de la parte I, mañana más con mas cosas interesantes para contaros sobre esta práctica.

Mistyca

Un comentario sobre “El Figging o como no acabar en urgencias…. Parte I

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s