El figging o como no acabar en urgencias… Parte II

Siguiendo el post de ayer, hoy voy a profundizar un poco más en esta practica, ya que después del hilo en twitter y el post en el blog ha quedado claro que falta aún mucha información…

Ayer, quedo claro que antes de lanzarnos a probar el figging, tenemos que:

  • Realizar una prueba de alergia.
  • Cortar/Moldear el jengibre como un pequeño plug anal para evitar perderlo.

Y ya estáis emocionados y corréis a por el jengibre y quien dice jengibre dice guindilla o rábanos picantes…. MEEEEH! Frenar que no queremos ir a urgencias, ¿verdad?

A ver, seamos sensatos y pensemos un poco vamos a probar algo nuevo, que no hemos hecho nunca, que no sabemos como va a sentar al cuerpo y no nos podemos volver locos. Sabemos que puede dar alergia y que tenemos que evitar perder el jengibre dentro del cuerpo, pero ¿esto es suficiente para llevar a cabo la practica? No, hay mas cosas a tener en cuenta.

En primer lugar recordaros otra de las propiedades del jengibre: es un bactericida natural, ¿porque os lo recuerdo? Todos sabemos que tanto en la vagina, como en el intestino tenemos flora (y fauna) beneficiosa para las funciones corporales que protegen de infecciones, nos ayudan a absorber nutrientes, etc… Recordad que no es recomendable realizar esta práctica de forma muy habitual ya que puede tener consecuencias negativas en el cuerpo.

El jengibre tiene un sabor agrio/picante curioso, pensad las sensaciones que puede darle al/la sufridor/a: escozor, quemazón… tened en cuenta que no para todos la intensidad es la misma, puede ser que aunque no haya una alergia la sensación sea demasiado intensa para soportarla demasiado tiempo y eso es algo a tener en mente las primeras veces que se usa sobretodo si después pretendéis darle más uso a la zona damnificada.

Hay otras formas de usar el jengibre, vamos a ver una en concreto que no es nada recomendable para principiantes…

Los Supositorios helados

En el hilo de tw me comentaban que habían oído recomendar a alguien que nunca había usado el jengibre hacer supositorios de jengibre rallado y agua, congelarlos y después ya os imagináis el uso, ¿no? Corred a urgencias… otra vez.

¿Se pueden hacer supositorios de jengibre? Sí, pero no a lo loco y menos si no lo hemos probado nunca. Si lleváis años jugando con jengibre y quieres triturarlo y hacer un supositorio sin siquiera diluirlo no seré yo quien os diga que no lo hagáis, nadie se conoce mejor que uno para saber si vais a aguantarlo o como reaccionara vuestro cuerpo…

Si no lo habéis usado nunca no lo hagáis así…¿sabéis que las patatas al cortarlas sueltan un poquito de almidón, no? Pues el jengibre al cortarlo o aplastarlo también suelta un poco de jugo, recogedlo, diluidlo con agua (siempre más partes de agua que de jugo, por ejemplo: 1 parte jugo y 9 de agua) y al congelador. Sacadlo unos minutos antes de usarlo del congelador (para que no queme) y ancha es Castilla.

¿No notas nada? La siguiente vez poned 2 partes de jugo y 8 de agua y vais añadiendo progresivamente hasta que encontréis el punto adecuado.

¿Por que es importante hacer una progresión lenta? Tiene su sentido, pensad que lo vais a introducir en una cavidad y no lo podréis sacar, es muy probable que anteriormente hayáis usado un enema por tanto ya estará más sensible y si empezáis con un supositorio muy cargado de irritante y no lo podéis aguantar… ¿como lo vais a eliminar?

Si pensáis en una nueva lavativa, no es opción (bueno, lo es, claro pero no es buena). El supositorio se diluirá en el agua templada pero, la misma agua ayudara a que se esparza más. Si tenemos en cuenta que para expulsarlo el enema tiene que hacer lo suyo y pensad que todo empeorará antes de mejorar y no creo que os parezca divertido porque aunque corráis a urgencias…. no se hasta que punto podrán trataros.

Si ha ido a la vagina, lavarse con agua a presión puede ser incluso peor, ya que podéis hacer que los irritantes suban de la vagina a la matriz y ahí si que no podéis hacer nada en absoluto para aliviaros mas que esperar.

Bien, todo esto que he explicado es aplicable a distintos irritantes: Guindillas, pimienta negra, rábanos picantes, salsas picantes varias, wasabi….. Lo que se os ocurra.

Viendo los que he nombrado evidentemente no se pueden hacer plugs de todos, pero si supositorios helados, por ejemplo.

Os recomiendo usar la misma técnica, empezar con muy poca cantidad para ir añadiendo e incrementando las sensaciones siempre es preferible pecar de prudentes que acabar en urgencias y sufriendo las consecuencias por un juego que al fin y al cabo es para pasarlo bien.

Y hasta aquí mi post de hoy amiguit@s, nos leemos en el próximo.

Mistyca

4 comentarios sobre “El figging o como no acabar en urgencias… Parte II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s